Desentenderse de la política (o vender a su chingada madre por unos pesos)

Una respuesta del porqué algunos apoyaron propuestas banas, inutiles. Y por otra parte una propuesta para resolver el embrollo en el cual vivimos en estos tiempos. Gracias Manuel por desalambrar esta vida.

Fitzionario

Hay gente que se jacta de no meterse en asunto políticos. “Yo soy apolítico”, pregonan con orgullo. Todo estaría muy bien, de no ser que esa postura revela el desdén y el poco interés que sienten por otras personas: el desinterés por quienes no tienen qué comer, un techo donde dormir, personas explotadas en trabajos miserables, personas asesinados y reprimidas por no asentir con la cabeza y en voz baja frente a la desgracia, gente sufriendo en diversos niveles. Desentenderse de la política es desinteresarse por completo de la vida de esas otras personas con las que compartimos el barrio, país, el mundo. Este individualismo patológico que vivimos es la causa de muchos males que padecemos. Si fuéramos menos egoístas y más amorosos hacia los demás, nos interesaríamos más en la política para procurar el bienestar de toda la gente. Por supuesto, interesarse en la política no implica apoyar a…

Ver la entrada original 327 palabras más

Anuncios
Published in: on junio 9, 2015 at 2:17 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://periodistacientifico.wordpress.com/2015/06/09/desentenderse-de-la-politica-o-vender-a-su-chingada-madre-por-unos-pesos/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s